Palabras de Presidente

Buenas noches a todos Uds., muchas gracias por su presencia, disculpen si en algún momento titubeo, pero créanme que es para mí un honor y una inmensa responsabilidad estar aquí hoy en este escenario.

Quisiera agradecer la presencia de las autoridades que gentilmente nos acompañan esta noche:

  • Prof. Dr. Miguel Galmés, presidente AMA
  • Acad. Dr. Leonardo Mc Lean, Representante de la Academia Nacional de Medicina
  • Dra. Luisa Rafailovici, presidente de SATRO
  • Dr. Carlos María Pestalardo, presidente SACPBA
  • Dr. Javier Loro Marchese, tesorero de la SACPER
  • Dra. Julia Ismael y a la Lic. Ariana Goldman del INC
  • Asimismo, a los ex presidentes de la Sociedad Argentina de Mastología, a los representantes de instituciones públicas y privadas, a todos los consocios presentes, familiares y amigos.

 

Hoy asumo la Presidencia de la SAM con gran alegría y con el gran desafío de poder emplear todas las enseñanzas transmitidas por todos los que me han antecedido en este cargo.     Créanme he tratado de ser un buen alumno de todos ellos y ahora tengo la hermosa oportunidad de poder ponerlo en práctica.

Nuestra querida sociedad se ha caracterizado durante sus más de 50 años de vida por su honestidad académica, su coherencia institucional, su inquietud formativa de nuevas generaciones de mastólogos y su espíritu multidisciplinario e inclusivo, virtudes frecuentemente destacadas y elogiadas por la comunidad médica y que debo no solo proteger sino también seguir estimulando y desarrollando.         Creo que el mayor reto es continuar por la misma senda que ha sido muy exitosa y no caer en la complacencia de lo ya logrado

La responsabilidad que mis pares, han depositado en mí y en los miembros de la CD que me acompañaran los próximos dos años no solo me reconforta por el voto de confianza otorgado sino también por la certeza que no voy a estar solo en este camino sino acompañado por su colaboración, apoyo y sano consejo. A todos ustedes mi agradecimiento.

Espero fervientemente haber correspondido a sus expectativas cuando en dos años entregue las llaves que acabo de recibir del Dr. Federico Coló al Dr. Juan Luis Uriburu, nuestro próximo presidente.

Quería detenerme un instante para contar una pequeña historia que tiene mucho que ver con mi presencia aquí y que hace años guardo en mi intimidad. Esta involucra a la persona más importante en mi formación profesional y ética,   mi padre. Eduardo José González fue miembro titular de la SAM y mastólogo cuando no existía la Mastología como especialidad, y en el servicio de Cirugía General del Hospital JM Ramos Mejía convirtió un aislado consultorio de patología mamaria en una sección, documento meticulosamente su experiencia en la era pre informática, interactuaba con el único oncólogo y el único radioterapeuta que tenia el hospital y a sus residentes  (yo con orgullo fui uno de ellos) no solo les enseño las técnicas quirúrgicas sino la filosofía del manejo de la especialidad, el trato con el paciente y la importancia del control periódico y el seguimiento. Su patólogo era nuestro querido Adolfo “Toto” Mosto. Sin saberlo tenía su Unidad de Mastología.

Ese germen de la especialidad , su pasión y dedicación quedaron en mí y al hacer mi segunda residencia de cirugía oncológica en el Instituto Roffo, recale en donde hoy es mi segundo hogar,   el Departamento de Mastología. Era la época que comenzaba la cirugía conservadora. Ahí conocí a quienes heredaron sin saberlo el legado formativo de mi padre, los Dres. Eduardo Orlando mi primer jefe, admirable cirujano, Carlos Cresta Morgado mi segundo jefe, excelente docente y compañero por más de 20 años   quien modelo mi espíritu ansioso y combativo con su toque distintivo de sentido común sin limitar mi crecimiento profesional y Daniel Vuoto quien además de sus enseñanzas fue quien deposito en mi su confianza y me dio la posibilidad de ingresar a mi tercer hogar,   la SAM formando parte de su comisión directiva.

Obviamente tuve muchos más maestros con quien realicé becas y compartí sus conocimientos, Leonardo Mc Lean (aprendí con él en el Hospital Británico la técnica del Dorsal Ancho allá por 1981), Umberto Veronesi, Steve Kroll, Maurizio Nava, etc. pero necesito nombrar especialmente a uno, Jean Maurice Spitalier. “Spit” era “diferente”, un visionario, un librepensador, un sabio que en su bunker de Marsella me enseñaba desde la historia de la conservación mamaria hasta la teoría del “Big Bang” con el entusiasmo de un adolescente. Fue un “Steve Jobs de la Mastología” un pionero de la cancerología mamaria, que solo cometió un error, no volcar su experiencia de mas de 6000 cirugías conservadoras en un protocolo prospectivo y randomizado.  Un “campeón moral” de acuerdo con la visión popular pero un maestro excepcional de generaciones de mastólogos de aquella época. Una de sus frases de cabecera era “El tratamiento mutilante de la madre debe dejar el lugar a un tratamiento conservador en la hija”. El abrió mi mente, mi creatividad, mi actitud y modeló el futuro desarrollo de mi carrera. Mi afectuoso recuerdo y homenaje a “Spit”.

No fue casualidad que luego de mi aventura en Francia desarrolle mi gran “hobby” dentro de la especialidad, la cirugía reconstructiva llamada Oncoplástica años después y que hoy es parte fundamental del tratamiento quirúrgico.    En aquellos años difíciles para encarar en nuestro país estos nuevos procedimientos cuestionados por cirujanos, oncólogos e imagenologos había que tener muchas de las cualidades que sabiamente me había inculcado “Spit”.

Mi padre quien me había marcado este rumbo de vida, poco tiempo después nos dejó, pero su ejemplo me dio la fuerza y motivación imprescindible para seguir en este camino. Hoy seguramente desde algún lugar debe estar disfrutando este momento,   este logro es para vos Papá.

En los últimos años estamos viviendo una revolución de la especialidad y debemos preparar a las nuevas generaciones para encarar los desafíos de la Mastología moderna. Es realmente un verdadero cambio de paradigma donde el medico debe no solo estar entrenado en diagnostico y tratamiento sino abarcar campos como la genética, la biología molecular, el manejo de las nuevas drogas, las estrategias de reducción de riesgo, la cirugía reconstructiva y saber que beneficio real le podemos ofrecer no solo en curación o sobrevida sino objetivamente en su calidad de vida. Estamos en la era de la personalización de los tratamientos y debemos estar a la altura de los acontecimientos. Debemos evolucionar adaptándonos a la paciente, su problemática individual y su entorno y obviamente a nuestras realidades sanitarias.

Es probablemente real que la cirugía mamaria va en los últimos años en retroceso en relación con el avance de otros tratamientos, pero no nos olvidemos que los objetivos del máximo control local todavía no pudieron ser reemplazados en forma efectiva por otros métodos. La estrategia de reducción de riesgo elegida por la mayoría de las pacientes con mutaciones sigue siendo hoy la mastectomía y a esto agreguemos la oportunidad de prevenir y corregir las secuelas que nos ofrece la cirugía Oncoplástica. Es muy interesante recordar aquí lo que había resaltado en su discurso de asunción el Dr. Federico Coló hace dos años sobre las apreciaciones de la cirujana británica Fiona Mac Neill , quien manifestó que “la cirugía de la mama era un tratamiento medieval en la era molecular”, paradójicamente la Dra. Mac Neill hoy es una referente europea en cirugía Oncoplástica mamaria. Saquen Uds. sus propias conclusiones.

En nuestro ámbito lamentablemente seguimos también conviviendo con otro escenario, todavía vemos un porcentaje elevado de pacientes con tumores localmente avanzados y es nuestra responsabilidad desde la SAM en mancomunión con los organismos sanitarios estatales cambiar esta realidad.

Uds. las nuevas generaciones deben participar activamente para lograr estos cambios, por eso y como consejo nunca dejen de enriquecer constantemente sus conocimientos, tengan la mente abierta, usen su creatividad, no pierdan la actitud y el sentido de pertenencia y por sobre todo sueñen siempre y luchen por mejorar. Recuerden que en la Mastología como en la vida todas las verdades son transitorias

En los próximos dos años debemos continuar con los objetivos que excelentemente fueron cumpliendo mis antecesores, manteniendo la transparencia, el pragmatismo y la gestión en el ámbito de un trato cordial que siempre ha distinguido a esta institución, pero abiertos a las diferencias y las discrepancias. Seguiremos defendiendo a ultranza los intereses societarios por sobre los individuales, en un marco ético, federal e igualitario,

La principal y tan soñada meta a alcanzar será la restitución del título de Especialista, que había sido un logro durante la presidencia del Dr. Jorge Novelli en el año 2001, y que luego del constante esfuerzo de varias CD. fue aprobada nuevamente la Mastología como especialidad por el Ministerios de Salud Pública por la ley 17132 modificada por la ley 23.873 del 30 de agosto de 2017 durante la presidencia del Dr. Coló. Nuestro desafío actual será poner en marcha este logro interactuando con el Ministerio para implementar los pasos para la elección y certificación de los Mastólogos.

También a la brevedad se pondrá en practica el nuevo Estatuto Societario aprobado en la Asamblea Plenaria del 22 de marzo del presente año luego de la correspondiente supervisión y aval de la Inspección General de Justicia.

Continuaremos con el camino ya trazado fortaleciendo activamente las Residencias post básicas en Mastología, los programas de Fellowships que se desarrollan en instituciones privadas y públicas, la colaboración conjunta con el INC en los programas nacional de Cáncer de Mama y en el de becas de capacitación y perfeccionamiento para profesionales en formación, que el Instituto otorga desde hace 6 años. En este ítem además de las ya clásicas unidades de mastología que reciben a los becarios (Hospital Británico, Roffo, Posadas, Fleming, Favaloro, etc.) se irán agregando nuevas que cumplan con los requisitos de acreditación y certificación de la SAM.

Se seguirá profundizando el desarrollo de las Unidades de Mastología en todo el país, tratando de homogeneizar el ejercicio de la especialidad y lograr optimizar y unificar criterios diagnósticos y terapéuticos. Este objetivo también lo impulsaremos y lo haremos extensivo para acompañar a las Sociedades de Imagenología SAR y FARDIT, la Sociedad Argentina de Patología (SAP) y la Sociedad Argentina de Radioterapia (SATRO) y lograr la certificación y acreditación de los centros de excelencia médica en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, sin cuyo valioso aporte no podríamos tratar adecuadamente a nuestras pacientes.

Dentro de la educación continua que desarrolla la Escuela Argentina de Mastología con los cursos anuales presencial o a distancia (PROEMAS) los Cursos Bienales Nacionales y Metropolitanos de Acreditación, el Curso Bienal de Imagenología Mamaria, el Curso Bienal Virtual Superior de Actualización y demás actividades académicas, incorporaremos nuevos cursos teórico-prácticos con participación activa de los alumnos, de entrenamiento en cirugía oncológica y oncoplastica a desarrollarse en las diferentes unidades de mastología con experiencia en la materia. Estos cursos cubriran la demanda creciente de los mastólogos jóvenes que frecuentemente se encuentran ávidos en el aprendizaje de estas técnicas.

Es también nuestra intención darle continuidad al otorgamiento de becas a los mejores trabajos presentados en los Cursos Bienales, Metropolitano y Nacional de Acreditación en Mastología,  entregadas el año pasado por primera vez en homenaje del 50 aniversario de la Sociedad. Acorde a los Convenios Marco de Colaboración firmados con la Sociedad Brasilera de Mastología y la Sociedad Española de Senología se financiará una pasantía en servicios a elección en dichos países.

Fomentaremos la publicación de trabajos en nuestra revista virtual y también en revistas extranjeras. Actualmente la revista de la Sociedad Brasilera de Mastología, de la que tengo el honor de formar parte del staff de editores, cambio su denominación a Mastology, se publica en inglés, y está en vías de ser indexada. La SAM dentro del convenio marco tiene prioridad para publicar artículos en ella.

Continuaremos participando en las Reuniones de Consenso en el ámbito de la Academia Nacional de Medicina, donde propondremos nuevos temas de interés o la actualización de consensos anteriores que por el paso del tiempo perdieron validez. A la brevedad se subirá a la página web el “Consenso Inter Societario de GC positivo en Cáncer de Mama Inicial” y luego será presentado y analizado en una de las próximas sesiones científicas

 

En cuanto a la Base de Datos SAM/RCM, luego que la SAM asumió la responsabilidad absoluta de su manejo, cambio de formato y diseño, se está terminando la migración de datos y supervisión de la actualización de estos para cumplir el objetivo de tener estadísticas nacionales confiables para la toma de conductas.

Seguiremos en franca colaboración e interacción de las acciones desarrolladas por las ONG reconocidas por su trayectoria y vinculadas con el cáncer de mama, como LALCEC, MACMA Y FUCA. A ellas brindaremos soporte institucional, asesoramiento y difusión de sus acciones. En este ítem de información y difusión a la comunidad y a los profesionales la SAM seguirá teniendo un rol fundamental a través de su portal en forma continua y no solamente en el “Mes de Concientización del Cáncer de Mama”.

Continuaremos con la Sub-Comisión de Asuntos Médico-Legales para brindar asesoramiento al consocio en asuntos judiciales y la actualización de los aspectos vinculados con la práctica diaria de la especialidad desde la óptica del nuevo Código Civil.

Se creará una subcomisión para tratar de resolver un antiguo problema que nos afecta hace años en la regulación de honorarios de nuestras prácticas. El nomenclador nacional de prestaciones no fue actualizado ni en los códigos ni en las técnicas quirúrgicas actuales correspondientes a patología mamaria, por lo que es imprescindible desde nuestro ámbito encontrar una solución.

Bueno para finalizar quisiera agradecer:

 A mis compañeros médicos, enfermeras, secretarias y voluntarias del Departamento de Mastología y de la Unidad de Mastología del Instituto Ángel H. Roffo con quienes compartí años de trabajo, convivencia y aprendizaje y especialmente a la Dra. Cristina Noblía con quien transitamos juntos todos los vaivenes de la especialidad.

 A nuestros maestros, a los expresidentes, a todas las comisiones directivas con quienes he trabajado, a los consocios, a la industria y a todos aquellos que a diario se esfuerzan para que SAM siga creciendo.

 A las secretarias de la SAM: Estela, Nina, Edith quienes logran a diario la utopía de la perfección en sus tareas.    Aquí quisiera dedicar un párrafo aparte para Estela, quien obviamente se enojará conmigo luego de esta mención, pero creo que va a valer la pena correr el riesgo. Todos Uds. la conocen de memoria, su eficiencia, dedicación y sentido de pertenencia por la SAM es famosa.     Ella hace muchos años cuando trabajaba en el Instituto Roffo siempre me decía que iba a ser mi secretaria cuando yo fuera presidente de la SAM y con el tiempo “lo logro” pero a costa de sus proyectos personales quedándose a colaborar cuando ya podría estar desarrollándolos.  Mil gracias Estela es poco, mi afecto y mi admiración para vos.

 A Inesita Vuoto nuestra victima preferida a la hora de organizar todos los Congresos y Jornadas. Gracias también a Mariano el encargado de conectarnos con el mundo, a Hilda, Daniela, a Marcela Giussani nuestra web master, a Teresa y Beatriz editoras de la Revista, a Orlando Molaro e Inés Peralta Ramos, a los Dres. Losada y Pintos de la asesoría legal y al Contador Micko.

 Hable de dos hogares hasta ahora, pero me falto mencionar el más importante, compartido con mi esposa Ana María la verdadera heroína de esta historia quien, con su sentido común, buen carácter y optimismo me acompañó y comprendió a lo largo del camino. Con ella tuvimos nuestros queridos tres hijos, Nicolás, Julieta y Agustín, seres humanos increíbles, honestos que sin dejar de hacer su vida siguen formando parte activa del clan familiar. Sepan que los quiero con toda mi alma.

Un reconocimiento muy muy especial para mi madre Nely María, esposa de médico y madre de dos médicos quien ante las duras adversidades que le presentó la vida supo sobreponerse con entereza y sacrificio y a sus 80 y pico de años sigue luchando    y mi eterno afecto a mis queridos hermanos Leo el biológico y Vicente el hermano que me dio la vida y que lamentablemente ya no está.

 A mi instrumentadora Claudia y a mi secretaria Marta, mezcla de amigas, colaboradoras y psicólogas, quienes son muy responsables de que hoy yo esté aquí.

 A mis amigos de la profesión y la vida que sin nombrarlos saben quiénes son y hoy están a mi lado y por supuesto al resto de mi familia.

 Para finalizar, les garantizo que esta nueva comisión directiva que con honor presido, está calificada y motivada para afrontar el desafío de llevar a la SAM por el buen camino que marcaron mis antecesores y lograr continuar con el desarrollo y crecimiento que generó el prestigio, que bien ganado tiene, en sus jóvenes primeros 50 años de vida.

 

Sinceramente muchas gracias a todos por su presencia y apoyo

Buenas noches.

Eduardo Gonzalez