Tratamientos

El tratamiento del cáncer de mama puede incluir una única o varias opciones, de acuerdo a cada caso en particular. Generalmente, se apoya en tres “soportes”: la cirugía, la radioterapia y el tratamiento sistémico. Este último incluye la quimioterapia (drogas que se dan por vía endovenosa) y la hormonoterapia (medicación que se toma por vía oral).

¿Qué es una mastectomía?
La mastectomía es una operación donde se extirpa todo el tejido mamario.

¿Cuánto tiempo duran los tratamientos?
La duración del tratamiento depende del esquema terapéutico necesario en cada caso.

Habitualmente, los tratamientos con quimioterapia pueden durar de 4 a 6 meses y siempre es el primer tratamiento que se indica (de ser necesaria) luego de la cirugía.

La radioterapia dura aproximadamente un mes y medio, y se realiza al finalizar la quimioterapia.

La hormonoterapia se indica por tiempos prolongados de 5 a 10 años, de acuerdo al caso.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los tratamientos?
Los efectos secundarios son diferentes de acuerdo al tratamiento del cual estemos hablando. La cirugía tendrá como principal efecto secundario los cambios en la sensibilidad en la zona operada, durezas, cicatrices, etc. Estas molestias son habituales en el post operatorio y van disminuyendo con el tiempo.

La quimioterapia puede ocasionar caída del cabello, cansancio, irritación de las mucosas, sensibilidad diferente en la palma de los pies y las manos, diarrea, etc. Estos efectos adversos también disminuyen a medida que nos alejamos del momento del tratamiento. Asimismo, mientras se está realizando esta terapia, pueden bajar las defensas y haber un mayor riesgo de infecciones.

La radioterapia produce principalmente cambios en la piel, que pueden semejar una quemadura solar y generalmente se tratan fácilmente con medidas locales.
La hormonoterapia pude tener como efecto secundario los síntomas similares a la menopausia (sofocos, calores, modificación del peso corporal, aumento de las trombosis o engrosamiento del endometrio). También puede haber dolores óseos, pero esto dependerá de la droga que se elija para el tratamiento.

¿En qué consiste la reconstrucción mamaria?
La reconstrucción mamaria consiste en un tratamiento que mediante diferentes técnicas y con tejidos propios de la paciente o no, intenta devolver la silueta mamaria perdida durante la mastectomía, con un criterio de simetría y armonía del esquema corporal.

La reconstrucción mamaria constituye una parte fundamental del tratamiento del cáncer de mama. El procedimiento ha demostrado que no pone en riesgo el control de la enfermedad, como así tampoco obstaculiza su diagnóstico o tratamiento.

En 2013 se sancionó la Ley 26.872 de Cobertura de Cirugía Reconstructiva como consecuencia de Mastectomía por Patología Mamaria. De este modo, la reconstrucción mamaria pasó a ser un tratamiento que, por derecho, le corresponde a toda mujer que se haya realizado una mastectomía.

Próximamente

Facebook