El padre de Beyoncé tiene cáncer de mama: señales para reconocer una enfermedad que no es sólo de mujeres

Es poco frecuente y representa el 1% de todos los cánceres de mama, pero, cuando se da en el sexo masculino, la patología suele tener peor pronóstico porque el diagnóstico llega en estadios más avanzados. Cómo es el tratamiento

La revelación llegó durante una entrevista emitida en el canal norteamericano Good Morning America: Mathew Knowles, el padre de Beyoncé, de 67 años, reveló que tiene cáncer de mama. Y la noticia se reprodujo por los sitios de noticias de todo el mundo, en el inicio del Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama.

Consultado por Infobae, el médico mastólogo Luciano Cassab (MN 79867) señaló que “el cáncer de mama en hombres representa el 1% de todos los cánceres de mama”. En el país, la cifra se traduce en unos 200 nuevos casos al año (en mujeres, se diagnostican 20 mil), mientras que en los EEUU se detectan alrededor de 2 mil nuevos casos cada 365 días.

“Normalmente se diagnostican tarde porque los hombres llegan tarde a la consulta, generalmente cuando aparecen nódulos, lesiones dérmicas o secreciones de sangre por el pezón -sostuvo el especialista de la Sociedad Argentina de Mastología (SAM)-. Cuando se llega al diagnóstico, suele ser en un estadio más avanzado que el que se suele diagnosticar en la mujer”.

La causa es, principalmente, “porque no hay exámenes mamarios de rutina en hombres” y porque “el hombre suele restar importancia a los primeros síntomas”.

Una vez realizadas mamografía, ecografía y punción en los casos que son necesarias y habiendo arribado al diagnóstico, “el tratamiento es igual que en las mujeres”, explicó Cassab. Y puntualizó: “Se realiza cirugía en primer término si es posible y si no, el paciente recibe primero quimioterapia neoadyuvante para achicar el tumor y hacerlo operable, además de conocer cuál es la respuesta al tratamiento”.

Los tratamientos neoadyuvantes se empezaron a desarrollar hace cerca de 30 años en pacientes que tenían tumores que no se podían operar, que eran tan grandes que no se podían llevar a cirugía de manera inmediata, entonces se les daba quimioterapia de inicio para hacerlos más pequeños. “Y esto ha cambiado la manera en que entendemos el manejo de los pacientes que van a recibir quimioterapia, porque nos dimos cuenta que dar quimioterapia a las pacientes antes de la cirugía, si usamos el mismo esquema, no afecta el desenlace clínico de la paciente, es decir la quimio tiene el mismo efecto si la damos antes de la cirugía o después”, ahondó la médica oncóloga Mariana Chavez Mac Gregor, especialista en cáncer de mamá del Centro de Cáncer MD Anderson Texas, Houston, EEUU. Y destacó que lo que empezaron a entender con el tiempo es que “si se le da a los pacientes quimioterapia antes de la cirugía se va a poder ‘ver’ en tiempo real cómo responden esos tumores al tratamiento, es decir, monitorizar la respuesta al tratamiento”.

Lo que ocurre con los hombres -siguió Cassab- es que “escapan al diagnóstico precoz y al detectarse la enfermedad en estadios más avanzados eso hace que el cuadro esté más evolucionado que lo que se espera detectar y el pronóstico sea peor”.

“Generalmente no hay estudios de rutina en la mama en los hombres, aunque sí se indican en pacientes bajo tratamiento hormonal por ejemplo por cáncer de próstata en quienes es conveniente que se estudien ante cualquier aumento de volumen de la mama”, puntualizó.

Finalmente, el especialista habló de la predisposición que pueden presentar algunos hombres, que tienen la mutación del gen BRCA1 y 2 a padecer la enfermedad.

El cáncer de mama suele afectar a los hombres en edades más avanzadas que a la mujer, aproximadamente después de los 65 años, y en estos casos, los antecedentes familiares también son factores de riesgo que deben tenerse en cuenta.

Fuente: Infobae - Acceda aquí para leer el artículo original.

 

Próximos eventos

Facebook