Cáncer de mama: Las cirugías de reconstrucción logran hasta el mínimo detalle

 

La opinión que dieron destacados especialistas argentinos y extranjeros en el taller organizado por la Fundación Marie Curie de Córdoba.
 
Cuando se habla de cáncer de mama, el “después” se convirtió en una instancia fundamental. Porque con la curación de cerca del 90 por ciento de los tumores detectados en el estadio inicial y entre el 40 y el  85 por ciento del total de las mujeres diagnosticadas, las terapias y tratamientos comenzaron a enfocarse en el bienestar posterior.
 
La tendencia surge del Taller Multidisciplinario de Cáncer de Mamaorganizado por la Fundación Marie Curie de Córdoba y muestra el rumbo que también sigue la cirugía.
 
“Desde hace un tiempo se busca dejar de lado la agresividad en las intervenciones, sin que se pierdan seguridad. La idea es seleccionar opciones efectivas y que no le compliquen la vida a la paciente”, resumió el doctor Eduardo González, presidente de la Sociedad Argentina de Mastología, jefe del departamento de patología mamaria del Instituto Roffo y uno de los expositores del encuentro.
 
Con este parámetro, la reconstrucción estética ya es un agregado del tratamiento y los especialistas hasta la consideran un complemento sustancial.
 
Hay que tener en cuenta que “entre el 20 y el 30 por ciento de las pacientes son intervenidas con mastectomía- que es la cirugía más radical", explicó González.
 
Más allá del tamaño del tumor, esto puede tener que ver con la anatomía de esa mujer o si cuenta con un foco principal y otros más pequeños en la misma mama.
 
Además, “si el médico determina que con una cirugía conservadora -donde se quita el tumor y parte de tejido sano- no podrá lograrse un resultado cosmético conveniente, deberá optar por la técnica más completa”, sugirió Maurizio Nava, médico especialista en cirugía plástica reconstructiva y estética de la Universidad de Milán, en su exposición en este congreso.
 
A este grupo se suman quienes presentan las mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de la enfermedad -para determinarlo, es necesario un test específico- y deciden la extirpación preventiva o una cirugía contralateral -en la mama que no tuvieron cáncer. “Desde el caso de Angelina Jolie -cuando, en 2013, decidió la operación de ambos senos y los ovarios- este segmento creció entre un 150 y un 200 por ciento”, agregó González.
 
Lo que cada una quiere
 
Para decidir qué hacer  a partir de una mama operada por cáncer, “la satisfacción de la paciente siempre debe ser tenida en cuenta”, opinó Nava. Aunque, está claro que la prioridad es la indicación oncológica.
 
Algunos de los puntos que deben evaluarse es si “la persona tendrá que seguir una radioterapia y en este caso, la conveniencia de realizar la operación cosmética después de esa instancia”, agregó Philip Poortmans, Presidente de la Organización Europea del Cáncer.
 
También, el tipo de relleno -con prótesis o tejido propio- más conviente, según el caso y también las características anatómicas y de la piel de la mujer.
 
Si la cuestión es “cómo quedará”, la opinión de los especialistas es contundente. “Hace años las mujeres que pedían una reconstrucción no tenían una demanda cosmética, querían que se les hiciera algo”. Hoy, en cambio, buscan un resultado determinado”. Paralelamente, “las técnicas disponibles llegaron a tal grado de perfeccionamiento que hay pacientes que ni parecen operadas”, sintetizó González. 
 
Los mayores cambios están en “los métodos de reconexión de suturas nerviosas para que la mama no pierda sensibilidad o la conservación de tejidos o de la areola y el pezón”, puntualizó González.
 
Otro de los avances es que cada vez son más utilizados y frecuentes los retoques con lipotransferencias para corregir las imperfecciones, superficies irregulares o las diferencias entre ambas mamas que pudieron quedar luego de una cirugía conservadora.
 
En cuanto a la diferencia con la cirugía estética convencional, González diferenció que "quienes atravesaron el cáncer suelen buscar un resultado que les guste o que siempre quisieron y que, al mismo tiempo, sea armonioso para su cuerpo".
 
“Los médicos tratamos de evitar la mastectomía. Pero, de ser necesaria, se buscará la reconstrucción con mejores resultados y menos complicaciones”, concluyó Poortmans.
 
 
 
 
 

Próximos eventos

Facebook