¿Qué rol juega el autoexamen mamario?

Importancia del autoexamen como método de prevención del cáncer de mama.


Si bien no hay un método específico que garantice la prevención del cáncer de mama, sí hay distintos controles y factores a tener en cuenta, que puede ayudar a disminuir el riesgo de padecer la enfermedad.
 
La detección temprana del cáncer de mama permite un tratamiento más efectivo, por ende, los controles preventivos son fundamentales para todas las mujeres. El doctor y vicepresidente de la Sociedad Argentina de Mastología, Juan Luis Uriburu remarcó que “por ahora vacunas no tenemos y están en etapa de investigación , pero sí se pueden atenuar los factores de riesgos”.
 
“Esta enfermedad depende del estímulo hormonal, y respecto a la dieta, podemos hacer un cambio de hábitos saludables disminuyendo la ingesta de grasas porque pueden transformar hormonas que van a estimular el crecimiento hormonal. Disminuyendo grasas, ingestas de alcohol e incorporando frutas y verduras”, sostuvo.
 
Dentro de los hábitos saludables, mantener una actividad física permanente es de suma importancia para la prevención de distintas enfermedades, incluido, el cáncer de mama. “No implica encerrarse en un gimnasio, hacer una caminata de una hora tres veces a la semana va a mantener el peso corporal y con eso, tan simple, haremos una maniobra de disminución del riesgo de cáncer de mama”, destacó Uriburu.
 
Uno de los controles más habituales para la mujer, consiste en el autoexamen mamario. Al respecto, el doctor Uriburu afirmó que “la revisión que se puede hacer cada mujer, va a permitir primero, a reconocer su glándula mamaria, y segundo, aprender a reconocer situaciones anormales como puede ser un nódulo. el bulto, la mayoría de las veces es benigno en las mujeres de 20, 30 o 40 años”.
 
“En la menor parte de los casos va a poder encontrar lesiones de mayor importancia. Va a ayudar a que la mujer acuda al control, hacerse revisar y que el doctor pida la mamografía”, sostuvo. Y aclaró que dicho dolor en “la mayoría de las veces no es de importancia, por lo general no es signo de cáncer de mama, sí de otras enfermedades. O bien, puede ser parte del síndrome premenstrual”.
 
A parte del autoexamen que consiste en palpación de la mama, Uriburu también indicó que “el paso previo sería la inspección. La mujer se debe poner frente al espejo y notar cualquier mínima alteración en su mama, como retracciones en la piel, hoyuelos, desviación del pezón, o incluso la salida de líquido a través del pezón puede ser un signo muy temprano. la mayoría de las veces de enfermedades benignas, pero en algunos casos puede ser el primer y único síntoma de un
tumor que está creciendo”.
 
 
 

Próximos eventos

Facebook